• Al igual que para para realizar cualquier otra práctica, es necesario que consultes antes a un médico, particularmente si padeces de alguna afección física que pueda limitar la posibilidad de realizar determinadas posturas o incluso, sugerir su contraindicación.
  • Es recomendable practicar con el estómago vacío por lo que te sugerimos no comer nada al menos dos horas antes de la clase. Si tienes que comer algo que sea ligero, como yogurt o fruta.
  • Usa ropa cómoda, preferiblemente de fibra natural como el algodón que es mejor para la respiración de tu piel. En lo posible no uses telas de fibra sintética. Calzas cortas o ajustadas para poder observar el trabajo de la musculatura de la piernas.
  • Para las prácticas trae un manta, estera o toalla gigante. Si no tuvieras, te prestaremos uno durante tu primer mes de práctica.
  • Llega al menos 10 minutos antes de la clase para que puedas estar listo sin prisas. Las clases empiezan puntuales. Si a los 15 minutos de haber iniciado la hora de clase no ha llegado nadie, se suspende la clase.
  • Si llegas un poco atrasado, deberás esperar a que termine la invocación para poder entrar.
  • practi2Mantén tu celular apagado y en el vestidor durante la clase.  Asegúrate de que puedas estar inubicable una hora de tu vida, ahora es tiempo para ti
  • Haznos saber siempre tus condiciones físicas antes del comienzo de la clase. Una migraña, tensión muscular o emocional, son condiciones que pueden afectar tu práctica y es importante tomarlas en consideración. Igualmente si estás menstruando o Embarazada, te entregaremos Secuencias especialmente diseñada para estas etapas.
  • Acude a la práctica con estado mental abierto. Estamos aquí para practicar, para aprender, para jugar, para caer y levantarnos de nuevo. Es natural sentirse incómodo/a al principio con las Asanas (posturas) y/o con nuestros cuerpos, pero es sólo la fase inicial.
  • Permitámonos ser amables y cariñoso/as hacia nosotro/as mismo/as. Recordemos que si hemos empezado a practicar Yoga, significa que hemos tomado la decisión de cuidarnos. No estamos interesados sólo en adelgazar y ser fuertes y flexibles, sino practicar la relajación y abrir el corazón.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar